¿Por qué son tan importantes los maniquíes en las tiendas de ropa?

maniquies para tiendas

¿Por qué son tan importantes los maniquíes en las tiendas de ropa?

¿Por qué son tan importantes los maniquíes en las tiendas de ropa?
¿Te ha gustado?

En las tiendas de moda, las prendas se pueden presentar de diferentes maneras. Percheros rectos, percheros con brazos, estanterías y diferentes tipos de perchas (madera, metal, plástico y tela) son algunas de las posibilidades que ponemos a disposición del cliente en la Tienda de Mobiliario Comercial Maniquíes de 360 DH. Sin embargo, si hay un elemento que no puede faltar en una tienda de ropa ese es el maniquí. ¿Por qué? Porque no hay otra forma más atractiva de presentar la ropa a los clientes. ¿Quieres conocer todo lo que puede aportar un maniquí a tu negocio? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Maniquíes para tiendas de ropa

Un maniquí es una herramienta que se utiliza para presentar prendas de ropa. Una función que pueden hacer otros instrumentos ya citados, pero la diferencia está en que ninguno de ellos captará tanto la atención como sí lo hará un maniquí. ¿A qué se debe esto? A que los maniquíes imitan la figura humana y pueden dar al potencial comprador una idea aproximada de cómo quedarían esas prendas vestidas. Una ventaja que no tienen ni las perchas ni los percheros ni una estantería.

Siguiendo con el objetivo de llamar la atención de futuros compradores, todo escaparate de una tienda de ropa debe tener uno o varios maniquíes. El escaparate es la carta de presentación de una tienda y no puede ocuparse con prendas dobladas o colgadas en perchas. Lo más recomendable es vestir a los maniquíes con las prendas más llamativas y situarlos en las zonas más visibles del establecimiento, como es en este caso el escaparate.

Por último, un maniquí permitirá dirigir en cierta medida la actuación de los compradores. Y es que está demostrado que aquellas prendas que visten un maniquí son las más vendidas de las tiendas. Por lo que si hay un producto al que no consigues darle salida, pónselo con gracia a un maniquí y espera a que su ‘atractivo’ capte la atención de tu clientela. ¡Funcionará!

No hay Comentarios

Post A Comment